lunes, 24 de abril de 2017

¿Vale la pena abrir un canal en Youtube para potenciar mi negocio?



¿YouTube? ¿Qué es?

Es una red social abierta (accesible para miembros y visitantes) en la que se publican vídeos.


¿A qué me puede ayudar?

Hay mucho material del sector servicios en este canal de comunicación, eso nos puede servir para ver quién es la competencia, qué hace y qué le funciona, si no vendemos un producto.

A posicionar la marca en Google: Vimeo es la alternativa a YouTube, pero como Google compró YouTube, éste posiciona mejor.

El público de YouTube no es el mismo que el de Twitter o Facebook, puede ayudarte a llegar a más gente o a perfiles distintos.

A generar ingresos pasivos, aunque requiere un planteamiento expreso de este producto. Youtube gestiona anuncios y paga 1 € por cada 1000 visitas (aprox.). Dada la complejidad del diseño de un vídeo útil que genere audiencia, no es frecuente considerar Youtube como fuente de ingresos pasivos.

A conseguir una lista de personas interesadas en tu producto o servicio: se persigue tener seguidores de tu canal. Estos seguidores reciben un aviso con cada nueva publicación.

A hacer campañas de márqueting (videomárqueting).

En resumen: a posicionar tu marca, ganar prestigio, regular las visitas a tus sitios en internet y crear oportunidades de conversión. Gracias a este recurso, potenciales clientes podrán indagar en cuánta confianza les inspiras antes de recurrir a ti.

Aumentar tu prestigio, fuentes de inspiración, posicionar tu marca, conocer a la competencia y crear posibilidades de conversión. Eso es lo que gana tu negocio con la participación en YouTube.


¿Qué requiere?

Definición previa de mi servicio o producto: ¿cómo quiero que me encuentren? ¿cuáles son las palabras clave que quiero que relacionen conmigo?

Gestionar comentarios: en cada vídeo se puede configurar la posibilidad de incluir comentarios o no. La gestión de comentarios negativos es importante para la imagen de marca.

Ver otros canales de Youtube y comprobar tendencias que aparecen y cosas que pueden ser útiles en tu caso.

No desanimarse: aunque haya miles de vídeos de tu tema, no son como tú ni están donde estás tú.

Registrarse: darse de alta con un nombre de usuario y mail que no esté ya asignado.

Personalizar el encabezamiento y foto (hay restricciones de tamaño de las imágenes pero también imágenes preparadas con el tamaño adecuado que quedan genial, en páginas web). El tamaño de las imágenes de portada es 2560 x 1440 píxels.

Hacer vídeos. De 15 minutos como máximo, normalmente. Mejor 10 vídeos de 2 minutos que 2 vídeos de 10 minutos.

Ser fiel a un estilo: la presentación de los vídeos y tipo de música o escenario, despedidas, etc. Es interesante listar qué debe aparecer siempre: datos de contacto, música, carátula, salida…

Recordar que es una red social: requiere interaccionar mediante visitas, comentarios, publicaciones…de esta forma ganas visibilidad y das forma a tu marca. Limitarse a “estar” es un tipo de presencia, ¿te conviene?.

Prestar especial atención al título del vídeo para que éste sea bien clasificado, llame la atención y por todo ello sea bien posicionado. Lo que más engancha es ¿cómo se hace….?, ¿Los 5 pasos para….?, un método rápido para…, cómo conseguir…,

Controlar la actividad y retorno en esta plataforma. Un plan de videomárqueting es interesante para evitar desviaciones.

Dispone de un Analytics que facilita el punto anterior. No sólo sirve para obtener más rendimiento directo, sino también para detectar las sensibilidades de la audiencia.

Edición de vídeo: hay editores incluso para móvil: éste   o este otro.




¿Cómo funciona? Datos.

Cada minuto se cuelgan 24 horas de vídeo en YouTube.

Los vídeos que se comparten son cortos: 2 ó 3 minutos.

El hecho de disponer de imágenes + audio facilita la presentación del componente emocional de una comunicación, por eso YouTube es de las pocas plataformas que no tienen iconos.

El índice de conversión (ventas) es más alto que en otras plataformas.

Lo visual impacta de forma característica en la mente.

El vídeo predispone a la credibilidad: alguien da la cara, no se limita a redactar un texto o preparar un impacto publicitario.

El tamaño máximo de un vídeo que se puede subir es de 20 Gb, por lo que no es problema la grabación en alta definición.

El vídeo de tu canal no es un cómprame, no es un anuncio, es algo útil para tus seguidores. De ahí ya derivarán a compra, si es el caso. Nadie entra en Youtube para ver anuncios.

Tasa de abandono: tiempo en el que la gente deja de ver un vídeo. Esto pasa tanto si le interesa al espectador o como si no.




Trucos, recursos y alternativas

Generales

Se puede contratar un SEO (posicionamiento), pero es caro y a largo plazo.
Es recomendable registrar tu nombre o marca en todos los canales posibles, ya que te lo pueden ocupar a poco que crezcas. Me refiero a Twitter, YouTube, Pinterest, .com, Facebook, LinkedIn, Instagram….

Todas las herramientas de Google ayudarán a posicionar a la empresa en este buscador. Por ejemplo, Google Business ayuda a que tu empresa aparezca en Google Maps.

Navegando por páginas de otras personas, empresas y/o sectores se pueden coger ideas para conseguir formatos agradables o afines a la imagen que queremos transmitir: no se trata de copiar sino de inspirarse. Tener en cuenta la fecha de publicación de los vídeos que observemos.

Hay un canal: youtube academy, que enseña la utilización de esta red.

Se puede y debe incluir links hacia los sitios de internet que conectan con el producto o servicio que queremos ofrecer.

Visitar canales (propios y ajenos) como usuario registrado y no registrado.

Hay entidades que ofrecen cursos sobre YouTube: cibernarium, 22@, …

Google Keywords nos ayuda a saber qué palabras con las más buscadas y podemos tener en cuenta para incluir en el título del vídeo. Son palabras clave de posicionamiento.


Sobre los vídeos

Se pueden hacer vídeos con la webcam, pero se debe cuidar mucho el audio y la iluminación (una luz en cada lado del ordenador).

Los derechos de la música que se incluya deben permitir su utilización en vídeos. Jamendo es una web que permite descarga de música de muchos tipos, pero requiere la mención del autor en los créditos, generalmente. Incluso se invita a donar algo al autor a través de sus páginas para que no trabajen gratis del todo. Es gente que empieza, por lo general. En algunos países 6 segundos de música protegida se acepta, pero yo no jugaría con eso. YouTube también dispone de música utilizable.

Existen varios formatos aceptados en YouTube. Conviene HD. 640 x 360 es el tamaño ideal para vídeos. Formato de audio: mp3 o audio CD. Preferible 30 fotogramas por segundo.

YouTube dispone de un fondo de imágenes para descargar y hacer montajes.

Tener claro el público objetivo ayuda durante el diseño de las publicaciones.

3 puntos clave comunes a la mayor cantidad de vídeos exitosos: corto, útil y sencillo.

A la hora de grabar se hacen tomas pequeñas y se edita el vídeo para ajustar sonido, brillo, textos incluidos…

La iluminación es clave: es recomendable usar plataformas blancas para que la luz natural ilumine por rebote zonas oscuras (la pizarra blanca  sobre caballete o un trozo de corcho blanco ayuda con esto). Las luces cenitales (desde arriba) quedan fatal.

Si se utilizan lámparas es recomendable cubrir las bombillas con  papel blanco o tela blanca para que no sea una luz tan “dura”.

En caso de falta de luz aparecen pixels, ruido. Son distorsiones coloreadas sobre el fondo negro. Por eso es recomendable usar una ISO normal.

Prestar especial atención al sonido. Que se escuche alto  y claro, sin picos. Para grabar en exteriores hay micrófonos de exterior. Debe haber silencio para evitar ruidos de fondo.

Jugar con los planos es bueno, y grabar con dos dispositivos a la vez también, para luego combinar planos. Un vídeo sencillo en primer plano también está bien. Mover el zoom durante la grabación es un recurso, pero hay que saber utilizarlo.

Cuidar el fondo del vídeo, que no esté cargado con demasiada información visual. Se llaman fondos “neutros”.

Importante que haya una presentación y una despedida, que todos los vídeos empiecen y terminen siguiendo una pauta. “Entrada” y “salida”, para los profesionales.

Amimoto es un programa para hacer entradas a los vídeos. Las más chulas son de pago.

Hacer un guión literario ayuda mucho a que el vídeo quede bien: qué vas a decir.

Un storyboard incluye: planos, guión y datos técnicos.


Espero que esta entrada os haya sido de utilidad para con vuestros productos y os invito a visitar mi canal de YouTube.


Conrado Rodríguez García
Ingeniero Técnico Industrial
Máster en PRL, coaching y liderazgo
Autor de "25 tareas antes de quejarte de tu situación laboral"
Autor de "Calendario del mercenario laboral"
Gestor de la marca @TuCoachLaboral


No hay comentarios:

Publicar un comentario