lunes, 4 de noviembre de 2013

No obviar los conocimientos infomáticos...nunca!

























De los currículums que he visto, he detectado que en el caso de perfiles profesionales técnicos y los no tan técnicos se echa de menos el previsible arsenal de conocimientos informáticos que cabría esperar. Quizá por no hacer el currículum vitae demasiado largo o quizá por obviar la relevancia de alguno de los conocimientos informáticos que se podrían incluir en el mismo.

Es muy distinto redactar una única línea:


INFORMÁTICA:

Word, Excel, Powerpoint, Windows, MSDOS, BPCS, BASIC, C#, Autocad, SAP, MatLab


Que plasmar una tabla.


INFORMÁTICA:




Otra opción podría ser listar en columnas, pero personalmente lo considero demasiado alejado de la formalidad esperada para muchos perfiles… no para todos.

Cada persona será representada por su currículum y deberá, en su momento, defenderlo, así que la decisión sobre formato es también del propio dueño. Eso sí, como digo siempre, el currículum vitae está terminado cuando es EL DOCUMENTO, el definitivo, inmejorable a ojos del representado por él.

Volviendo al apartado sobre conocimientos informáticos, deben ser incluidos conocimientos específicos de cada sector: gestiones con la Administración, otros recursos especialmente útiles de internet (traductores, correo electrónico, bases de datos, participación en foros especializados, redes sociales específicas, carpetas virtuales, catálogos o revistas online…), programas concretos de gestión interna, de contabilidad, finanzas, dibujo, diseño, configuración de sistemas, lenguajes de programación y todos aquellos que remotamente puedan ser relevantes, incluso los relacionados con las nuevas tecnologías y hardware.

Una consigna: el seleccionador NO va a presuponer que conoces el ítem concreto que su empresa cliente haya solicitado. De hecho ni siquiera tiene por qué conocerlo. Todos los programas informáticos indicados en tu currículum son recursos para ejercer tu profesión de forma eficiente, solicitados o no por tu potencial contratador. En entornos técnicos específicos es muy probable que un seleccionador desconozca la utilidad y naturaleza de un entorno informático concreto, no es su cometido, así que no va a adivinar que ACAD es Autocad, y se utiliza en dibujo técnico,  por poner el ejemplo más simple.

En el caso de informáticos y afines la herramienta para no hacer un currículum demasiado extenso será recurrir a una página WEB o espacio en la nube donde albergar con exactitud los campos que se dominan y que tampoco deben ser omitidos, dejando únicamente en el CV un ligero índice con la invitación a visitar el resto de información disponible en internet. Para hacer esto los informáticos no tienen problema y no supone coste económico necesariamente.

La tabla propuesta arriba puede cumplir una función adicional en los casos en los que el currículum no es suficientemente extenso a ojos del elaborador, ya que permite jugar con espacios, columnas y campos. Sugiero hacer tres grupos (filas) como máximo seleccionados, por ejemplo, de estas posibilidades: usuario experto, usuario avanzado, nivel usuario, usuario habitual, conocimientos medios, conocimientos básicos y nociones.

Evidentemente, al igual que en las cartas de presentación y motivación, utilizar la negrita en las palabras de la tabla propuesta de conocimientos del apartado “Informática” o “Conocimientos informáticos” será especialmente importante si hay programas afines a una oferta en cuestión o a un sector determinado, como pueden ser los programas diseñados para bioinformática, de diseño gráfico o de cálculo estructural. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario