martes, 25 de octubre de 2016

10 consejos para aprovechar una entrevista de trabajo

No existe un secreto para evitar los nervios de una entrevista de trabajo, cada uno tiene su sistema de control de la tensión nerviosa: relajación, música, preparar la entrevista, llegar muy pronto, cuidar la imagen... Además de los nervios hay otros aspectos, obviamente.

Oso dar estos consejos cuya eficacia he comprobado. Selecciona los que creas interesantes para ti y...¡suerte!

1.- Sé puntual. Tu tiempo tiene un valor y el de los demás también. Usar el tiempo esperando a otra persona es una falta de respeto. Llegar cinco minutos antes de la hora prevista es correcto.

2.- Infórmate de quién te va a entrevistar: tu futuro superior jerárquico, un asesor de una consultoría, ambas personas... Tu discurso debería ser compatible con ambas personas, regulando el contenido técnico para que tu futuro jefe vea en ti a la persona en la que depositaría la confianza y responsabilidad que el puesto de trabajo requiere. Para la empresa de selección eres un producto y lo que quieren percibir es "esta empresa estará contenta conmigo porque el puesto me va como anillo al dedo y además me interesa".

3.- Infórmate de la empresa: ubicación de los centros de trabajo, si cotiza en bolsa, si hay noticias sobre ella, si han publicado otras ofertas de empleo...demostrar esta inquietud irá más allá de simplemente decir que cuentas con ella.

4.- Utiliza LinkedIn para saber si tienes contactos próximos que estén o hayan estado en la empresa para la que te entrevistan (o la empresa de selección de personal). Podrías consultar quién está dónde o verificar la estabilidad que ofrezcan, por ejemplo.

5.- Atiende a tu imagen personal: no te pases de formalidad ni de informalidad. Piensa en la remuneración que esperas percibir y en la responsabilidad que esperas asumir, así como el plan de carrera que te gustaría dentro (o fuera) de la empresa: ¿cuadra con la imagen que de devuelve el espejo? 

6.- Ten preparadas las preguntas más frecuentes en entrevistas de trabajo: ¿tres defectos tuyos? (ideasmás ideas y más ideas),  ¿cuáles son tus aspiraciones económicas?, ¿alguna pregunta sobre el proceso de selección, empresa o puesto a cubrir?, ¿ejemplos de situaciones en las que has demostrado tener las aptitudes que anuncias en tu currículum?

7.- Ten claras tus capacidades técnicas, sociales y organizativas. Sirve de puente entre un seleccionador que no conoce las peculiaridades del puesto de trabajo y la empresa cliente, ya que le ayudan a interpretar si realmente te ve cubriendo el puesto. En realidad, si te falta algún conocimiento concreto, se te puede formar.

8.- Atiende a tu conducta: estrecha la mano con firmeza, mira a tus interlocutores a los ojos, siéntate cómodamente y no en el borde de la silla. Se trata de transmitir confianza, la necesaria para que deleguen en ti una responsabilidad laboral. ¿Contarías contigo como mano derecha?

9.- Revisa la información que internet da sobre ti: fotos en redes sociales, páginas web, blogs, noticias, BOE, resultados deportivos, publicaciones académicas, intereses y aficiones... ¿son coherentes con el puesto que vas a ocupar y la progresión profesional que te gustaría?

10.- Procura vincularte a las personas que has conocido. Puede que no seas el candidato escogido, pero fácilmente el que escojan puede dejar el puesto (por estar en varios procesos de selección, normalmente). Además, las personas cambian de empresa y puede que en el futuro tu agenda te ayude con tu posicionamiento y carrera profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario