lunes, 29 de junio de 2015

Ante la desesperación....¡acción!

Seguro que en el pasado has logrado cosas importantes. Si hacemos una encuesta entre la gente de a pie, las cosas que consideran importantes vienen a ser las que refieren los horóscopos: méritos en el amor, en el trabajo, con el dinero, con la suerte, con los amigos, con las cosas materiales, con la salud,  méritos deportivos…  ¿Qué cosas has logrado en el pasado que te han hecho sentir bien?

Seguro que para ello dedicaste ciertos recursos. ¿Cuáles eran? ¿tiempo? ¿ayuda externa? ¿información? ¿dinero? ¿formación? ¿vitalidad? ¿ilusión?

Vamos ahora a los éxitos que están por venir: no hay nada que te impida acercarte al máximo a ellos. Siempre te puedes acercar un poco más. ¿Por qué? Pues porque hay personas que ya lo han hecho, porque no pides un imposible, porque los recursos están ahí, porque nada dice que no te lo merezcas, porque en el pasado también has logrado cosas y tienes una progresión vital…

Hagas lo que hagas, incluso si crees que no haces nada, tu criterio mejora día a día y eres mejor tomando decisiones. Tienes experiencia vital. Utiliza pues este criterio y súmale las experiencias vitales, la ayuda externa, la información que hay a tu disposición, los recursos municipales, los recursos privados que necesites, la motivación y entusiasmo que te da fijar un objetivo claro: bien definido y en un plazo de tiempo.

La preparación termina aquí. Empieza el camino. Paso a paso. No pretendas grandes logros el primer día, únicamente asumir que ya estás más cerca de tu legítimo objetivo, desde el minuto uno. Da igual qué objetivo hayas fijado: perder peso, ganar dinero, mejorar tu salud, aprender algo, sentir algo, vivir experiencias, compartir…

Un objetivo MARTE (Medible, Ambicioso, Realista, en un espacio de Tiempo y Específicamente definido) te dará la motivación y vitalidad para mover los engranajes que tu entorno requiera para acercarte a él y vivirlo desde el primer paso.

¿Entorno hostil? Mejóralo o cámbialo. ¿Conducta inadecuada? Modifícala, tu objetivo vale la pena: es tuyo. ¿Capacidades insuficientes? Fórmate, aprende: cualquiera que sabe más que tú es un maestro potencial.


Si prefieres seguir en Stand-By, también es legítimo, pero recuerda que tu criterio crece día  a día y es tu catapulta para llegar a tus objetivos,  con o sin ayuda. ¿No es un desperdicio la apatía más allá del descanso? ¿desperdiciar energía en lamentos? ¿apuntar al suelo en vez de a tus triunfos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario